Requisitos para la instauración de un sistema deliberativo on-line de democracia electrónica mixta representativa-directa (participativa).

Congreso debate on lineEste artículo nace con la idea de fundamentar los argumentos para la concepción de un sistema de debate deliberativo on-line para un sistema de democracia electrónica mixta representativa-directa (de ahora en adelante también nombrado como: participativa), su objetivo es repasar las condiciones y principios a tener en cuenta en su construcción de forma que una vez expuesto el caso concreto (a desarrolar en artículo posterior) se puedan justificar las decisiones que han motivado la arquitectura del sistema de deliberación y voto.

(Nota: el  artículo se encuentra en estado de redacción y mejora)

Como se puede deducir de una lectura analítica de la bibliografía, se listan aquí:

En primer término, la justificación de la elección de un sistema democracia electrónica participativa.

En segundo término, una serie de requisitos previos que en el caso ideal debe cumplimentar la sociedad para la instauración de un sistema de democracia electrónica participativa.

En tercer término, una serie de proposiciones argumentadas que nos aportarán los principios básicos que deben inspirar las características fundamentales que una herramienta deliberativa online debería tener para servir a un sistema de democracia electrónica participativa.

Razones para la elección de un sistema de democracia electrónica mixta representativa-directa:

1: Fallo técnico del sistema:

Un sistema de debate online depende de un conjunto de medios, medios que están sujetos a la contingencia de un fallo. Atendiendo al criterio de que un sistema democrático no puede quedar paralizado por un fallo técnico, se considera razonable que siga existiendo la figura de la representación, que ante una caída del sistema asuma la dirección y de continuidad a la acción del gobierno.

2: Limitada capacidad participativa:

La capacidad de conocer del ser humano hace que sea harto difícil que una ciudadanía con un tiempo limitado pueda tener la capacidad, o quiera tener el deseo, de involucrarse en todas las decisiones. Al igual que en el resto de la sociedad, se necesitan especialistas con un conocimiento más profundo de la estructura del estado a los que poder delegar cuando se desee. Si bien vemos que en este caso la casta política ha de asumir nuevas funciones y cometidos (a desarrollar en artículo posterior).

3: Gobernabilidad:

Se considera que un sistema deliberativo de democracia directa puro choca directamente con la naturaleza del ser humano: su físicamente limitada capacidad de compromiso, su limitada capacidad de conocimiento o el simple deseo de participación. Se necesitan especialistas que moderen, que inicien el debate y que lleven el peso de la iniciativa, con una línea de acción determinada que aporte un mínimo de coherencia a la acción legislativa y ejecutiva. Así, en el sistema mixto que se propondrá serían los representantes los que, en caso de que la postura ciudadana no tuviera suficiente consistencia o definición,  decantarían la decisión, impidiendo un supuesto de ingobernabilidad (Ver artículo sobre gobernabilidad e indefensión de las minorías).

Premisas de la sociedad en general:

1 Acceso:

Todos los ciudadanos deben poder acceder al sistema en condiciones lo más equitativas, dentro de lo posible.

2 Posibilidades efectivas de participación:

Todos los ciudadanos deberían  tener las necesidades básicas cubiertas que permitiesen su participación. Ello implica un sólido estado de bienestar, con una adecuada distribución de la riqueza y del trabajo.

3 Infoanalfabetismo:

Todos los ciudadanos deberían tener una capacidad mínima de dominio de los sistemas de información.

4 Información, transparencia y gobierno abierto:

El estado debe proporcionar un adecuado cauce de acceso a la información pública, restringiendo el acceso a la misma solo en los casos imprescindibles. Dicha información debería presentarse con unos formatos estandarizados.

Principios básicos del sistema deliberativo on-line en particular:

Iniciativa Gubernamental:

La iniciativa de la creación de tal sistema debe partir del gobierno, de las más altas instancias, con una correcta estimulación de la ciudadanía, claro está (quizás simplemente decantando su voto por una formación pro sistema participativo). Solo un gobierno tiene la competencia e instrumentos para crear un sistema legitimado. Pero para ello es necesario que el sistema este claramente definido de antemano.

Interés real para el ciudadano=posibilidades reales de ejercer presión o poder:

Se considera que la ciudadanía no tiene interés por participar en la esfera pública, algunos autores señalan[i] (y yo coincido en ello) que la desafección o falta de interés está ligada a la posibilidad real de afectar en las decisiones de la comunidad, aunque fuera de una manera limitada.

A.C.C.E.S.S.

“Citizen-Centric Evaluation of electronic government Systems and Services” [ii] Que yo traduciría como: “Evaluación orientada al ciudadano de los servicios y sistemas de gobierno electrónico”. Y que para mí, en resumidas cuentas, quiere decir que hay que construir los sistemas pensando en el usuario final, que en este caso son todos los ciudadanos, incluidos los políticos…

Homogeneidad de pensamiento:

El sistema y su estructura deben enfrentar, dialécticamente, a los opuestos: a los diferentes intereses. Y para ello debe ser de acceso universal.

Sistema de debate adecuadamente estructurado por categorías (por ej. En un primer nivel carteras ministeriales):

La estructuración por categorías permite el seguimiento individualizado de los temas de interés, (por ej. vía subscripción a contenidos)

Formas del discurso:

Deberían establecerse unas formas del discurso, donde primara la argumentación racional crítico-constructiva, que atendiese a la reciprocidad, con un espíritu educativo e informativo y que brillase por la ausencia de formas impropias o sustancialmente descalificativas. Un regulador/moderador debería conforme a esas normas expulsar del debate en curso del proceso de deliberación, no del de voto; en cualquier caso habría que especificar bien los adecuados límites de la libertad de expresión— a quien infrinja dichas normas.  

Posibilidad del anonimato.

Esta posibilidad, que facilitaría la discusión abierta sin cortapisas de carácter socio-grupal, debería ser contemplada, para hacerse efectiva en cuando, por el tema a tratar, el gobierno considere la conveniencia de una participación en dichos términos.

Certificación de la identidad.

Imprescindible para que se pueda cumplir la máxima de una persona un voto.

Como revela un estudio realizado en foros de discusión (NOTA)

...EN CONSTRUCCION...
 

[i] Digital Democracy. Artículo:”Developing digital democracy: evidence from Californian municipal web pages. Matthew Hale, Juliet Musso and Christopher Weare 2007.

 

[ii] Digital Democracy Artículo Titulado “Electronic government: more than just a good thing? A question of access” Eileen Miller 2007.

 


Fernando Vich