Democracia participativa y directa, clasificación y principios; proceso legislativo.

Lucha por la democraciaCuando la gente me pregunta sobre el tema de la democracia representativa y la democracia directa electrónica, yo me trato de poner en la piel de un rey absolutista al que le propusiesen una democracia parlamentaria que diese voz y voto a la burguesía liberal. Supongo que como rey pensaría: “Qué sabrán esos zafios burgueses sobre los asuntos de estado”. En un caso fue necesario el despertar económico de los liberales, ahora puede ser el despertar de las nuevas tecnologías de la información y la democratización de la información subyacente.

Algo de esta analogía es exportable al tema de la democracia representativa, participativa y directa.

Después de esta pequeña reflexión, me he querido dedicar a hacer mi propia clasificación de los sistemas de democracia.

CONCEPTOS

Como estipula la RAE la democracia es la: “Doctrina política favorable a la intervención del pueblo en el gobierno”.
Así que en base a esta definición, y siendo más bien puristas, podemos establecer que los apellidos deben hacer mención a:

La forma en que se ejerce esa intervención: Representativa, participativa y directa.
Los medios de los que se surte: Tradicional o electrónicaI.

MODELOS

Navegando por internet podemos encontrar varias propuestas de democracia que difieren tan solo en el grado y forma de representatividad, participación o de intervención directa del pueblo en los asuntos de estado. La democracia representativa sería en este caso el estado de partida, que, con un avance paulatino en la participación ciudadana, nos llevaría al otro extremo, la democracia directa. El segundo apellido se omite y se sobreentenderá siempre como: electrónica.

Democracia Representativa:

La intervención directa del pueblo en los procesos de decisión se restringe al voto cada cuatro años o la presentación de iniciativas legislativas populares. Los elementos formadores de la opinión pública son los grandes medios de comunicación que la monopolizan con su criterio selectivo. El pueblo se expresa a través del derecho de manifestación, asociación o en los medios, en las formas regladas que dichos derechos se pueden hacer efectivos. La participación es sin carácter vinculante.

Democracia Participativa:

La intervención directa del pueblo en los procesos de decisión va más allá del voto cada cuatro años o la iniciativa popular tradicional. Los grandes medios de comunicación se ven desplazados en la predominancia de la formación de la opinión pública, ahora las redes (blogs, redes sociales) favorecen las iniciativas privadas de las más variadas índoles, que se encauzan merced a un sistema informático ad hoc. El pueblo se expresa a través del derecho de manifestación, asociación, en los medios tradicionales y gracias a los nuevos medios de comunicación democratizada de las redes, que aportan una transparencia creciente al sistema. La expresión de la opinión pública adquiere carácter vinculante en las nuevas formas regladas por el estado.

Democracia Directaii:

El pueblo mismo lleva en sus manos el peso de toda la acción de gobierno. La opinión pública se forma merced a una la pluralidad de medios, caracterizada por procesos de comunicación con un mayor carácter “par a par” (p2p) en donde existen multitud de líderes de opinión especializados por áreas. El pueblo se expresa con carácter vinculante merced a los nuevos sistemas de información.

Para caracterizarlos más en detalle estudiaré las propuestas desde la perspectiva del poder legislativo, la génesis de las leyes; uno de los orígenes de la reproducción social. Lo simplificaré tomando el caso más general del procedimiento legislativo comúniii.

Para aquellos que no deseen leer la bibliografía, detrás de este enlace: Resumen del Procedimiento Legislativo, se ofrece un resumen y un esquema del procedimiento en el congreso de los diputados, aunque los ejemplos ofrecidos a continuación podrían bastar para el lector. La otra opción es leer la Constitución Título III, Los Reglamentos de las cámaras españolas Título V o el Estudio de Piedad García-Escudero Márquez.

En la representativa:

Se siguen las fases según la legislación: Resumen del Procedimiento Legislativo.
La intervención ciudadana se limita a la posibilidad de presentar una iniciativa legislativa.

En la participativa:

1 Admisión a trámite:

Los representantes políticos y/o líderes de opinióniv y/o ciudadanía en general, presentarían las iniciativas legislativas para su admisión a trámite. Según el originador se establecería un refrendo previo para su admisión a trámite (en este punto aconsejo encarecidamente leer la nota al pie sobre líderes de opinión).

Una vez admitida, el sistema informático procedería a su publicación (primera publicación) siendo enviada al sistema informático que realice la gestión de la iniciativa, plenamente automatizada y/o con la intervención de una comisión.

2 Toma en consideración por el Pleno:

Los representantes políticos y/o líderes de opinión y/o la ciudadanía en general debaten y/o votanv  la toma en consideración. Para dicho debate se podrían establecer herramientas de debate asíncrono, por ejemplo vía web o una aplicación informática, que presenten y desmenucen las diferentes opciones a estudio.

Este paso no sería necesario en caso de que se hubiera requerido un refrendo previo.

3 Plazo de presentación de enmiendas:

Los representantes políticos y/o líderes de opinión y/o la ciudadanía en general, presentarían las enmiendas para su estudio. Según el originador se podría establecer un refrendo para su admisión a trámite.

4 Debate de totalidad de los proyectos de ley en el Pleno:

Los representantes políticos y/o líderes de opinión y/o la ciudadanía en general, debaten y/o votan la oportunidad de la devolución o el reinicio del procedimiento con un texto alternativo.

5 Informe de la ponencia:

La comisión, compuesta por un número a determinar de representantes políticos y/o líderes de opinión y/o ciudadanos en general, nombraría a varios ponentes para elaborar informes desde varias perspectivas para la aceptación o rechazo de las enmiendas; se podría designar a cualquier representante político y/o líder de opinión y/o ciudadano en general (segunda publicación en el sistema informático). Habría que aclarar con qué procedimiento se determinaría la composición de la comisión.

6  Debate en la Comisión:

La comisión debate artículo a artículo sobre la base del informe de la Ponencia y de las enmiendas presentadas, debate del que resulta la aprobación de un dictamen que se eleva al Pleno (tercer texto publicado en el sistema, con las enmiendas aceptadas incorporadas).

En el plazo de cuarenta y ocho horas, los grupos parlamentarios y/o líderes de opinión podrían presentar la relación de votos particulares y enmiendas no aceptadas por la Comisión que pretenden defender ante el Pleno de la Cámara.

7 Deliberación en el Pleno:

Los representantes políticos y/o líderes de opinión y/o ciudadanos en general debaten y/o votan los votos particulares presentados y el dictamen de la Comisión.

Aquí la presidencia de la cámara puede ordenar las votaciones de artículo en artículo o agrupándolo como lo aconsejen las circunstancias.

En la Democracia Directa Pura:

Bastaría con eliminar del modelo de democracia participativa cualquier alusión a los representantes políticos.
Los líderes de opinión y la ciudadanía en sí llevarían todo el peso del proceso.
La herramienta informática debería de ser extremadamente robusta y compleja.

Claves y mitos de la democracia participativa o directa electrónica:

La democracia participativa/directa electrónica es una utopía de izquierdas: Falso, dependería de la manera en que se articulara.

La democracia participativa/directa electrónica es una utopía golpista: Falso. Implementada paulatinamente pretende ampliar la transparencia y el control sobre el gobierno y los asuntos públicos. El gobierno ha establecido un pequeño gran hermano sobre la ciudadanía, la ciudadanía tiene derecho a ejercer el mismo control sobre la clase política. La participación se puede reglar y acotar a casos específicos, dejando amplias prerrogativas a los que ostentan el peso de la iniciativa: los políticos.

La acción legislativa, la democracia en general, se basa en el debate y la contraposición de argumentos; la instauración de una democracia directa electrónica debería ir de la mano de un sistema más democratizado de debate que involucrase a los intervinientes del proceso legislativo y que ofreciera la discusión desde los puntos de vista/intereses existentes (es decir no basta con oír lo que dicen en la televisión para votar una enmienda…).

El procedimiento legislativo puede ser plenamente automatizado (si es que no lo está ya) en base al diagrama de flujo que ofrece el esquema de Piedad Garcia-Escudero Márquez (Ver Resumen del Procedimiento Legislativo). Una vez digitalizado, se puede ofrecer la visión del procedimiento a la ciudadanía. En una etapa posterior se puede habilitar la participación de la ciudadanía ya sea con carácter vinculante o como meros participantes del debate.

Es necesaria una herramienta de debate en red que pudiera ser asíncrona, de la que me propongo hacer un estudio posterior. No obstante, algo se puede intuir ya con las redes sociales al uso…

Deberían abstenerse de votar todos aquellos que desearan transformar esto en una elección de un concursante de Eurovisión.

Conclusión Global

Las formas en que la participación directa de la ciudadanía se puede ejercer ―participación que hará migrar nuestra democracia representativa a una democracia participativa con un grado mayor o menor de democracia directa―, no son acordes a las posibilidades de los medios actuales y deber regularse al igual que en el pasado se regularon los derechos de manifestación o asociación, sobre todo si se desea que dicha participación tenga un carácter más allá del meramente consultivo.

Vamos a ser poco ambiciosos:

¿Imaginan un sistema que les permita leer las proposiciones de ley, que les permita presentar enmiendas, que haga llegar a los políticos las opiniones realmente más valoradas por la ciudadanía?

Si lo que se debate es el futuro de todos, parece sano poder tener algún grado de participación… el proceso legislativo puede ser digitalizado y ofrecido al conjunto de la sociedad.


iEl nombre de electrónica es el preferido por este autor por su generalidad y denota la utilización de medios electrónicos para la transmisión y el tratamiento de datos, aunque en el fondo es una mera cuestión de gusto. Sin embargo es cierto que otras calificaciones podrían ser posibles:

Digital: no se encuentra tan apropiado por las reminiscencias a la codificación de la información en forma de unos y ceros.
Informatizada: sería quizás más apropiada por mencionar los medios informáticos necesarios, aunque en dicho caso no se incluyen los medios electrónicos responsables de la transmisión y conmutación.

ii En esta clasificación la democracia directa electrónica se presenta como el estado puro e ideal de utopía de gobierno.

iiiOmitiendo el paso por el Senado.

ivLIDER DE OPINIÓN: Aquí se emplea el término de líder de opinión en referencia a cualquier persona física que en virtud de su popularidad, experiencia en la materia o especial representatividad, ha logrado tener un mayor apoyo de la ciudadanía. Dicho apoyo podría obtenerse en una herramienta a modo de ACTUABLE o CHANGE, en donde se presentarían iniciativas populares para obtener el refrendo mínimo de la ciudadanía previo a la presentación de la iniciativa legislativa. En cualquier caso el término líder de opinión no es restrictivo, y podría llegar a ser cualquier ciudadano.

Se introduce el término dado que es probable que personas que tengan una especial notoriedad contarían a priori con mayores probabilidades de refrendo; aunque en un principio esos líderes de opinión son parte de la ciudadanía. Asimismo se introduce el término porque quizás podría ser aconsejable restringir parte del proceso legislativo a un menor número de personas convenientemente documentadas que aporten su experiencia sobre el tema.

vDebaten y/o Votan hace referencia a la posibilidad de que no todos los actores tienen por qué tomar parte en todas las acciones. Es decir, a lo mejor deseamos que el debate lo realicen los líderes de opinión junto con los representantes políticos y que luego sea votado por toda la ciudadanía; que debería fundamentar su decisión en las conclusiones del debate.

ENLACES DE REFERENCIA

Constitución Título III

Reglamentos de las cámaras españolas Título V

Congreso de los diputados

Estudio de Piedad García-Escudero Márquez

 

Fernando Vich