Democracia, Eduardo Galeano

No hay que confundir la sombra con el hueso; la democracia puede ser solamente una ficción que enmascare la dictadura económica