Democracia, Aristóteles

La democracia tiene su origen en la noción de que aquellos que son iguales en un aspecto son iguales en todos los demás; dado que los hombres son igualmente libres, claman ser absolutamente iguales.